Victoria Plum nos cuenta en una entrevista transparente su experiencia en el mundo de la moda. En su caso, todo empezó de repente y sin esperárselo. Originaria de Mallorca, se trasladó a Barcelona para estudiar, “porque la isla se me hacía pequeña”, explica ella. Y añade: “Al poco de estar aquí, me invitaron a la 080 y no sé como acabé junto a un chico que me propuso ser modelo. Le dije que sí, llamó a su agencia y nos puso en contacto”.

 
 

Así, sin más. Victoria ahora tiene 19 años y, desde que llegó, hace dos años, su camino ha pasado por momentos más dulces y otros menos. Pero en todos ha procurado aprender una lección. Incluso hubo un tiempo en el que se planteó dejar este trabajo, pero los tumbos que da la vida la volvieron a poner en este trabajo.  

Cuando le preguntamos qué le contestaría a su hermana pequeña si le dijera que quiere ser modelo, nos rebeló: “Que tenga la autoestima muy alta y que no dé demasiadas vueltas a lo que opinen de ella”.  

Hubo una época en la que Victoria ganó unos quilos de más y “ahí lo pasé mal –comenta ella- porque constantemente recibía críticas de mi cuerpo. Tuve que aprender a tomármelo como un comentario profesional y no como algo personal”. Pero evidentemente a veces cuesta distinguir. Y más a los 18 años de edad.

Victoria tiene un blog y también está estudiando. Le gusta mucho el arte y la moda, así que ahora está cursando estilismo. Hija de un padre alemán y madre belga, habla alemán, flamenco, inglés, catalán y castellano. Ha aprendido los idiomas de forma autodidacta y hablando con la gente, porque es muy sociable. De echo, a veces hace de intérprete entre las modelos españolas y las extranjeras.  

PHOTOGRAPHY: EDU FORTE
MODEL: VICTORIA PLUM @VIEW MANAGEMENT
RETOUCH: CLÀUDIA SAURET
TEXT: ANNA GRIERA

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Comment